lunes, 23 de marzo de 2009

El burro y la flauta

Tirada en el campo estaba desde hacía tiempo una flauta que ya nadie tocaba, hasta que un día un burro que paseaba por ahí resopló fuerte sobre ella haciéndola producir el sonido más dulce de su vida, es decir, de la vida del burro y de la flauta.

Incapaces de comprender lo que había pasado, pues la racionalidad no era su fuerte y ambos creían en la racionalidad, se separaron presurosos, avergonzados de lo mejor que el uno y la otra habían hecho durante su triste existencia.

Cuento de Augusto Monterroso.

1 comentario:

Sil dijo...

La extrema racionalidad no es buena amiga, sobre todo si la anteponemos a todo el resto, y somos a veces burro, y a veces flauta, o siempre ambos !!!


PRECIOSO !!
ABRAZOS..