martes, 24 de febrero de 2009

La comida del rico

Un hombre rico acudió una vez al Maguid de Koznitz.
— ¿Qué sueles comer? — preguntó el Maguid.
— Soy modesto en mis necesidades — repuso el rico —.Pan y sal, y un trago de agua es todo cuanto preciso.
— ¿En qué estás pensando? — le reprochó el Maguid —. Debes comer carne asada y beber aguamiel, como todos los ricos —Y no lo dejó partir hasta que le prometió que así lo haría.

Más tarde, los jasidim le preguntaron la razón de su singular respuesta.
—Sólo cuando coma carne — dijo el Maguid —, comprenderá que el pobre necesita pan. Mientras él coma pan, pensará que el pobre puede comer piedra

Cuento de la tradición jasídica

1 comentario:

Sil dijo...

Qué sabia!!
Graciela es correcto que le llame parábolas ???
No sé si es el término que le va a tus cuentos.-
Pero surten efecto de parábola en mí.-

Un abrazo.