lunes, 16 de febrero de 2009

Decir la verdad

Rabí Elimelej de Lizensk dijo una vez:
— Estoy seguro de obtener mi sitio en el mundo que vendrá. Cuando me encuentre ante el tribunal celestial se me preguntará: "¿Aprendiste como era tu deber?". A lo que contestaré: "No". Se me preguntará también: " ¿Oraste como era tu deber? '". Mi respuesta será también: "No". La tercera pregunta dirá: "¿Hiciste el bien, como era tu deber?". Y responderé por tercera vez: "No". Entonces, se fallará a mi favor por haber dicho la verdad.

Cuento de la tradición jasídica

1 comentario:

Sil dijo...

Siempre tan contundentes tus relatos. Ojalá esa verdad nos permita un lugar en el mundo que vendrá. De todas maneras, creo que cuando llegue la hora del Gran Interrogatorio, da nada servirá mentir...

Un gran abrazo.