domingo, 8 de febrero de 2009

El sacerdote, el pastor y el rabino

En la ciudad irlandesa de Belfast, un sacerdote católico, un pastor protestante y un rabino judío se enzarzaron en una discusión teológica. De pronto, se apareció un ángel en medio de ellos y les dijo:
— Dios os envía sus bendiciones. Formulad cada uno un deseo de paz, y será satisfecho por el Todopoderoso.

Y el pastor dijo:
— Que desaparezcan todos los católicos de nuestra hermosa isla, y reinará la paz.

Luego dijo el sacerdote:
— Que no quede un solo protestante en nuestro sagrado suelo irlandés, y vendrá la paz a nuestra isla.
— ¿Y qué dices tú, rabino? — le preguntó el ángel — ¿No tienes ningún deseo?
— No — respondió el rabino —. Me conformo con que se cumplan los deseos de estos dos caballeros.

Cuento tomado del libro “La oración de la rana”, de Anthony de Mello

1 comentario:

Sil dijo...

Sabiduría infinita la del rabino !! y ni siquiera gastó su deseo.

Iluminaste mi tristeza esta noche.

Un saludo.