domingo, 9 de agosto de 2009

La alegría de los peces

Chuang Tzu y Houei Tzu conversaban mientras atravesaban un puente sobre el río Hao. Chuang Tzu dijo:
— Mira cómo las carpas nadan a su antojo. Esta es la alegría de los peces.

Houei Tzu le respondió:
— Si no eres un pez, ¿cómo sabes en qué consiste la alegría de los peces?

A lo que Chuang Tzu respondió:
— Si tú no eres yo, ¿cómo sabes que yo no sé en qué consiste la alegría de los peces?

Cuento de la tradición taoísta.

1 comentario:

MÓNICA dijo...

Ay esto me hizo recordar a las conversaciones que tengo con mi hija adolecente, donde siempre termina diciendo esta bien mama a vos no te puede ganar nadie jajajaj.
un abrazo