viernes, 4 de septiembre de 2009

La providencia

— ¿Cómo se aprende a confiar en la providencia?
— Confiar en la providencia — dijo el Maestro — es como entrar en un restaurante de lujo sin llevar un centavo en el bolsillo y encargar docenas de ostras con la esperanza de hallar una perla con la que pagar la cuenta.

Cuento de Anthony de Mello.

1 comentario:

MÓNICA dijo...

Sabes mis amigas me dicen negativa pues les leeria este cuentito y me empezaran a decir maestro jajajajjaj
un abrazo