viernes, 24 de abril de 2009

Las preguntas

Un discípulo confundido veía cómo se agolpaban las preguntas en su mente. Un día, decidió consultar a su maestro sobre el problema que lo atormentaba:
— Maestro, ¿cómo sabré cuándo he encontrado el camino de la liberación interior?
— Sabrás que estás en la senda de la liberación cuando ya no te hagas ese tipo de preguntas.

Cuento de origen desconocido

1 comentario:

Sil dijo...

YO ME PASO LA VIDA ESTALLANDO PREGUNTAS EN MI TORTURADA MENTE!!!!

...¨Sabrás que estás en la senda de la liberación cuando ya no te hagas ese tipo de preguntas...¨


Ahora me hago un marquito y me lo cuelgo en la mesa de luz.....

GRACIAS,AMO ESTE BLOG.