jueves, 23 de julio de 2009

El santo Nasrudín

Nasrudín entró precipitadamente en el salón del trono y se arrojó a los pies del rey.
— ¡Majestad, Alá ha hecho de mí un santo y me ha dicho que ocupe mi lugar en la corte!
— ¿Estás loco?
— Debo estarlo. ¿Cómo, si no, habría aceptado ser un santo en tu corte?

Cuento de la tradición sufí.

1 comentario:

MÓNICA dijo...

Los santos son personas que han renunciado a la vida a los placeres de la vida, creo que en eso recide su locura, pues esta se ofrenda para ser aprovechada y es de sabios hacerlo y de muertos o santos dejarla pasar...
un besote