sábado, 28 de noviembre de 2009

Cuento de hadas

Una rana que lleva una corona en la cabeza le dice a un señor:
— Béseme, por favor.

El señor piensa: “Este animal está encantado. Puede convertirse en una hermosa princesa heredera de un reino. Nos casaremos y seré rico”.

Besa a la rana. Al instante mismo se encuentra convertido en un sapo viscoso. La rana exclama feliz:
— Amor mío, hace tanto tiempo que estabas encantado, pero al fin te pude salvar.

Cuento de Alejandro Jodorowsky.

1 comentario:

MÓNICA dijo...

Y bue yo tb aveces preferirira ser sapo, creo que es mas facil jajja,
besos