sábado, 2 de mayo de 2009

Una piedra en la mente

Hogen, un maestro chino de Zen, vivía solo en un pequeño templo rural. Un día aparecieron cuatro monjes viajeros y pidieron permiso para encender en su patio un fuego junto al cual calentarse.

Mientras preparaban la fogata, Hogen los oyó discutir sobre la subjetividad y la objetividad. El maestro se les unió y dijo:
— Ahí hay una gran piedra. ¿Consideráis que está dentro o fuera de vuestra mente?

Uno de los monjes respondió:
— Desde el punto de vista del budismo, todo es una objetivación de lo mental, así que yo diría que esa piedra está dentro de mi mente.
— Debes de sentir la cabeza muy pesada — observó Hogen —, si andas llevando en tu mente semejante piedra.

Cuento de la tradición budista zen

1 comentario:

Sil dijo...

Graciela, yo debo tener una, capaz un mal congénito...
MUY BUENO !!
UN ABRAZO.